Receta: Sopaipillas chilenas

sopaipilla1

El invierno es la mejor excusa para comer unas buenas sopaipillas secas o pasadas con un mate. Personalmente, es una de mis “masitas favoritas”, ya que se puede comer con pebre o como más me gustan, con manjar 🙂

Hoy les dejo la receta que hicimos hace unos días y que me salieron 100 sopaipillas maravillosas (mi familia es muy grande ja!)

Van a necesitar para la masa:

  • 2 kilos de harina sin polvos
  • 400 gramos de zapallo cocido en trozos
  • Polvos de hornear
  • 125 gramos de manteca
  • Sal

Van a necesitar para el almíbar de chancaca:

  • 1 kilo de chancaca
  • 1litro de agua (o más)
  • 1 palito de canela
  • Cáscara de naranja al gusto, cortadas en tiras gruesas

Pasos a seguir:

Poner toda la harina en un bowl lo suficientemente grande, junto a dos cucharadas soperas de polvos de hornear y una cucharadita de sal. Con el zapallo cocido en agua con sal, está listo, molerlo en un recipiente y agregar el pan de manteca, dejarlo ahí hasta que se derrita y mezclar.

*Importante guardar el agua del zapallo para ir mezclando en la harina*

Luego integrar el zapallo con la manteca en la harina, mezclar con las manos. Si estás solo, mejor hacerlo con una sola mano, así te queda una limpia para cualquier cosa, pero sino, mejor con las dos, porque se mezcla mejor y el calor de las manos ayuda a que la masa quede perfecta. Ir amasando y agregando agua tibia (ojalá la del zapallo) en la medida que sea necesario, hasta lograr una maravillosa masa blandita y naranja.

Con eso listo, estirar con un uslero, y si no hay uslero, una botella de vidrio con harina (mi abuela lo hizo siempre así y funciona perfecto). Con la masa estirada, no tan delgada para que no queden como galletas, sino que blandas. Marcar con una taza o con un molde redondo mediano y pinzar con un tenedor.

Con el aceite caliente freír hasta que estén doradas y dejar secar en un recipiente con nova.

Para el almíbar, poner en una olla, el litro de agua y hervirlo con la cáscara de naranja, el palo de canela y el pan completo de chancaca. Revolver, revolver, hasta que vaya tomando consistencia y si es necesario agregar un poco de maicena. Agregar las sopaipillas que deseemos pasar (post fritas) e ir viendo si es necesario agregar más agua hervida.

Dejar reposar y listo! a comer 🙂

¡Espero les queden ricas!

@JaviGajardoV

#YummyGirlChile 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *